Revcyl

Tres Copas para Rolling Lemons de Valladolid en la última etapa de la Copa de España de Patinaje Freestyle

Valora este artículo
(0 votos)

El Club regresa a Valladolid tras el encuentro que se ha celebrado en Ciudad Real, junto a la quinta y sexta jornada de la Liga Nacional de Clubes.
 
Dos días de intenso trabajo, para el Club Vallisoletano, que se han visto recompensados en estas tres Copas de España. En las modalidades celebradas el sábado Rodrigo Arribas, en categoría sub 16, logró hacerse con la Copa en Slalom Classic y el subcampeonato en Battle. El joven patinador supo defender bien el terreno y poner ambas modalidades en las vitrinas del equipo a pesar de que el Club no es puntero en ese campo.
 
Llegado el domingo se organizaron las pruebas de Speed y Salto. Es aquí donde Eva Jiménez se proclamaba, una vez más, campeona de Copa sub 16. En la etapa de Ciudad Real volvió a ser la más rápida y fue acompañada en el podio por su compañera Natalia Extremiana. En sub 16 masculino, Rodrigo Arribas fue tercero en la etapa y consiguió los puntos necesarios para ser subcampeón de Copa. Y en la modalidad de Salto, Blanca Rodríguez fue la más regular obteniendo el campeonato final de Copa sub 16. Y por último, Laura Muñoz, que no pudo asistir a la última etapa, sumaba los puntos necesarios para ser segunda en el cómputo final.
 
Por otro lado, en la Liga Nacional de Clubes, el equipo absoluto femenino acabó en tercera posición, al igual que el sub 16 femenino y masculino que se clasificaron en las primeras divisiones nacionales de cada categoría. Por su parte el equipo masculino se salvó con solvencia de los puestos de descenso y mantuvo la categoría, realizando una gran remontada a final de temporada.
 
Sobre el Club Deportivo Rolling Lemons
Más de medio millar de patinadores y patinadoras forman parte del Club Deportivo Rolling Lemons. Fundado en abril de 2011 ya cuenta con 15 escuelas, repartidas por toda la provincia de Valladolid.
Rolling Lemons aún mantiene el objetivo con el que se fundó, entrenar deportistas desde la base para que después busquen su modalidad dentro del patinaje. Su principal valor, como Club, son sus deportistas y es por ello que se caracterizan por tener una gran cantera, no solo de niños si no de cualquier deportista que tenga ganas empezar, en el mundo del patinaje, sin importarle su edad y dejando el resto del trabajo al gran equipo de entrenadores titulados que conforman el Club.
En Rolling Lemons no se buscan solo resultados sino la superación personal de cada deportista, siempre con respeto, esfuerzo y compromiso. Ese es el espíritu del Club.
Modificado por última vez en